carregando

Aguarde por gentileza.
Isso pode levar alguns segundos...

 

Estrella Distante

Para usar as funcionalidades você precisa estar logado(a). Clique aqui para logar
Erro ao processar sua requisição, tente novamente em alguns minutos.
Estrella Distante

Livro Excelente - 1 comentário

  • Leram
    1
  • Vão ler
    0
  • Abandonaram
    0
  • Recomendam
    0

Autor: Roberto Bolaño  

Editora: Anagrama

Assunto: Romance

Traduzido por: Livro Editado em Espanhol

Páginas: 157

Ano de edição: 2006

Peso: 140 g

Avalie e comente
  • lido
  • lendo
  • re-lendo
  • recomendar

 

Excelente
Marcio Mafra
27/04/2008 às 17:54
Brasília - DF


A critica sobre Bolaño é muito dividida. Vai de herói à bandido. Herói, poeta e sedutor, tanto das mulheres por quem se apaixonava perdidamente como de homens, que viravam seus seguidores. Bandido para muitos militares do tempo de Pinochet, quando - por exemplo - conseguiu fugir da prisão, tendo sido resgatado por dois ex-colegas que se tinham tornado guardas prisionais. Perambulou pelo México, França e El Salvador. Um de seus inspiradores e "guia poético" foi o salvadorenho, Dalton Roque e o chileno Nicanor Parra. Mas ninguém sabe onde ele buscou inspiração para se transmudar em tantas personalidades, inclusive como "militar aviador", durante a ditadura ferrenha de Pinochet. Seu feito mais notável, era comparecer aos eventos cívicos com um avião de acrobacias da Força Aérea Chilena, quando desenhava nos céus, versículos da bíblia, que podiam ser lidos pelos prisioneiros políticos que se encontravam nos estádios esportivos, transformados em presídios. Mas as mensagens escritas, eram sempre dúbias e tidas como subversivas. Algumas eram adaptadas das escrituras cristãs. Pensava-se até que se tratavam de mensagens contra revolucionárias, transmitidas em código. Embora causasse mal estar nas forças armadas, os militares não tinham controle sobre o que ele escrevia nos céus.Ele levava as suas criações até as ultimas conseqüências, como um bandoleiro inconseqüente ou poeta descompromissado. Estrella Distante foi escrito após "La Literatura Nazi em América", que segundo o autor, não foi um livro que lhe tenha deixado satisfeito. O último capítulo do "Literatura Nazi" foi considerado por ele e por seu companheiro Arturo B., como "literário grotesco". Queria escrever uma história mais aberta, mais livre, que resultou no "Estrella Distante", apenas dois meses depois de escrever o "Literatura Nazi..." Estrella Distante é uma auto biografia, permeada de muita ficção, de muita emoção e de muito talento. Embora no idioma espanhol, a leitura é fácil, havendo por vezes uma certa dificuldade de entendimento, devido as inevitáveis expressões idiomáticas. O final é digno de um poeta ...."Um táxi se detuvo junto a nosotros. Cuidese, mi amigo, dijo finalmente y se marchó....."



Marcio Mafra
18/01/2013 às 19:17
Brasília - DF

A história, quase biográfica, de Roberto Bolãno, que já era poeta, marginal "por supuesto" no tempo de Allende, quando ainda se chamava Ruiz Tagle e transitava por todos os ambientes literários da Universidade de Concepcion, no Chile. Sedutor, era apaixonado pelas irmãs gêmeas Garmendia, voltou depois do golpe, quando se chamava Wieder ou Ruyz-Tagle.

Marcio Mafra
18/01/2013 às 19:17
Brasília - DF

En su defensa salen únicamente tres antiguos compañeros de armas. Los tres están retirados, alos tres los guía el amor por la verdad y un desinteresado altruísmo. El primero, un mayor del Ejército, dice que Wieder era un hombre sensible y culto, una víctima más, a su manera, claro, de unos años de fierro en donde se jugó el destino de la República. El segundo, un sargento de Inteligencia Militar, entra más en apreciaciones cotidianas; su imagen de Wieder es la de un joven enérgico, bromista, trabajador, y mire que habían oficiales que no hacían nada, cumplidor con sus subordinados, a los que trataba no le diré que como a hijos porque la mayoria éramos más viejos que él, pero sí como a hermanos menores, mis hermanitos, les decía Wieder, a veces incluso sin venir a cuento, con una gran sonrisa de felicidad - pero feliz por qué?- cruzándole la cara. El tercero, un oficial que lo acompañó en algunas misiones en Santiago -pocas, se preocupó por aclarar- afirma que el tenieme de Fuerza Aérea sólo hizo lo que todos los chilenos tuvieron que hacer, debieron hacer o quisieron y no pudieron hacer. En las guerras internas los prisioneros son un estorbo. Ésta era la máxima que Wieder y algunos otros o siguieron y quién, en medio del terremoto de la história, podia culparlo de haberse excedido en el cumplimiento del deber? A veces, añadia pensativo, un tiro de gracia es más un consuelo que un último castigo: Carlitos Wieder véia el mundo como desde un volcán, señor, los véia a todos ustedes y se veía a sí mismo como desde muy lejos, y todos, disculpe la franqueza, le parecíamos unos bichos miserables; él era así; en su libro de historia la Naturaleza no tenía una postura pasiva, más bien al contrario, se movía y nos huasqueaba, aunque esos golpes nosotros, pobres ignorantes, solemos achacárselos a la mala suerte o al destino... Finalmente, un juez pesimista y valiente lo encarta como inculpado en un proceso de instrucción que no progresará... Wieder, evidentemente, no se presenta. Otro juez, esta vez de Concepción, lo cita como principal sospechoso en el juicio por el asesinato de Angélica Garmendia y por la desaparición de su hermana y de su tía. Amalia Maluenda, la empleada mapuche de las Garmendia se presenta como testigo sorpresa y durante una semana su presencia es un filón para los periodistas. Los anos transcurridos parecen haber volatilizado el castellano de Amalia. Sus intervenciones están repletas de giros mapuches que dos jóvenes sacerdotes católicos que hacen de guardaespaldas suyos y que no la dejan sola ni un momento se encargan de traducir. La noche del crimen, en su memoria, se ha fundido a una larga historia de homicidios e injusticias. Su historia está hilada a través de un verso heroico (épos), cíclico, que quienes asombrados la escuchan entienden que en parte es su historia, la historia de la ciudadana Amalia Maluenda, antigua empleada de las Garmendia, y en parte la historia de Chile. Una historia de terror. Así, cuando habla de Wieder, el teniente parece ser muchas personas a la vez: un intruso, un enamorado, un guerrero, un demonio. Cuando habla de las hermanas Garmendia las compara con el aire, con las buenas plantas, con cachorros de perro. Cuando recuerda Ia noche aciaga del crimen dice que escuchó musica de españoles. Al ser requerida a especificasr la frase "música españoles", contesta: la pura rabia, señor, la pura inutilidad. Ninguno de los juicios prospera. Muchos son los problemas del país como para interesarse em la figura cada ves más borrosa de um asesino múltiple desaparecido hace mnucho tiempo. Chile lo olvida....." ..."No se sabe cómo pero no tardó en tener algunos seguidores. Eran gente como él, sin estudios y de condición social baja y a partir de mayo del 68 dos veces ao año se encerraban, solos o en grupos de dos, tres y hasta cuatro personas, en buhardillas minúsculas, porterias, cuartos de hotel, casitas de los suburbios, trastiendas y reboticas y preparaban el advenimiento de la nueva literatura, una literatura que podía ser de todos, según Delorme, pero que en la práctica sólo sería de aquellos capaces de cruzar el puente de fuego. Mientras tanto, se contentaban con publicar fanzines que vendían ellos mismos en precarios tenderetes instalados en cualquier espacio de los innumerables mercadillos de libros usados y revistas que pululaban por las calles y plazas de Francia. La mayoría de los bárbaros, por supuesto, eran poetas aunque algunos escribían cuentos y otros se atrevían con pequeñas piezas de teatro. Sus revistas tenían nombres anodinos o fantásticos (en La Gaceta Literaria de Evreaux se daba una lista de publicaciones del movimiento): Los Mares Interiores, El Boletín Literario Provenzal, La Revista de las Artes y las Letras de Tolón, La Nueva Escuela Literaria, etc. En la Revista de los Vigilantes Nocturnos de Arras (publicada, en efecto, por uma corporación de vigilantes nocturnos de Arras) venía una antología bárbara bastante ilustrativa y meticulosa; bajo el subtítulo «Cuando Ia afición deviene profesión» aparecían poemas de Delorme, Sabrina Martin, Ilse Kraunitz, M. Poul, Antoine Dubacq y Antoine Madrid; cada uno estaba representado con un solo poema salvo Delorme y Dubacq, con tres y dos respectivamente. Como para subrayar el grado de afición de los poetas, debajo de sus nombres y al lado de unas curiosas fotos tipo carnet, entre paréntesis, se informaba al lector de su ocupación diaria y así uno podía saber que la Kraunitz era auxiliar de enfermera en un geriátrico de Estrasburgo, que Sabrina Martin hacía labores domésticas en varias casas de París, que M. Poul era carnicero y que Antoine Madrid y Antoine Dubacq se ganaban los francos como quiosqueros en sendos puestos de periódicos de un céntrico bulevar parisino. Las fotos de Delorme y de su pandilla tenían algo que imperceptiblemente llamaba Ia atención: primero, todos miraban fijamente a la câmara y por tanto a los pjps del lector como si estuvieran comprometidos en un infantil (o al menos vano) intento de hipnosis; segundo, todos, sin excepción, parecían confiados y seguros, sobre todo seguros, en las antípodas del ridículo y de la duda, algo que, bien pensado, tal vez no fuera poco corriente tratándose de literatos franceses.


Nenhuma informação foi cadastrada até o momento.

Marcio Mafra
18/01/2013 às 19:17
Brasília - DF

Estrella Distante foi um dos livros que comprei quando estive em Santiago do Chile, em fevereiro de 2007. Perguntei ao livreiro se Bolaño era um escritor importante da era moderna de seu país."Por supuesto" respondeu. Comprei Bolaño e mais uns quatro ou cinco que ele me recomendou.


 

Receber nossos informativos

Siga-nos:

Baixe nosso aplicativo

Livronautas
Copyright © 2011-2020
Todos os direitos reservados.